INFORMACION PARA PACIENTES

// DESPRENDIMIENTO DE RETINA


• ¿QUE ES EL DESPRENDIMIENTO DE RETINA?

El desprendimiento de retina (DR) es una enfermedad ocular ocasionada por la separación de la retina neurosensorial del epitelio pigmentario al que en condiciones normales está adherida. Como consecuencia de ello la retina neurosensorial queda sin riego sanguíneo y se produce pérdida de visión.

volver

• ¿POR QUÉ SE PRODUCE EL DESPRENDIMIENTO DE RETINA?

Puede ocurrir después de un traumatismo sobre el ojo, tras una intervención quirúrgica ocular, por ejemplo tras una intervención de catarata, o bien espontáneamente. Las personas de más edad y las afectas de miopía avanzada o diabetes, están más predispuestas a presentar esta enfermedad.

volver

• ¿CUÁLES SON LOS SINTOMAS DEL DESPRENDIMIENTO?

Una señal del desprendimiento es un aumento repentino de destellos o cuerpos flotantes (moscas volantes) en el ojo. Los cuerpos flotantes son pequeñas "telas de araña" o manchitas que parecen flotar en su campo visual. Si usted nota un aumento repentino de cuerpos flotantes o destellos, vaya inmediatamente a su oculista. Un desprendimiento retinal es una emergencia médica. Si es necesario, vaya a un servicio de emergencia o a un hospital. Un cirujano de los ojos debe examinarle el ojo lo más pronto posible. Un desprendimiento retinal no causa dolor. El tratamiento temprano del desprendimiento retinal puede prevenir la pérdida permanente de su visión.

No todos los desprendimientos de retina presentan los síntomas señalados, pues la enfermedad puede estar desencadenada por diferentes mecanismos, el grado de afectación es variable, así como la amplitud y localización de la zona afectada. Además los síntomas descritos dependen del tiempo de evolución de la enfermedad y pueden estar producidos por multitud de procesos diferentes, por lo cual la actitud más adecuada siempre es dejarse guiar por un profesional en el campo de la salud.

volver

• TRATAMIENTOS

El tipo de tratamiento recomendado varía dependiendo de: la causa, el estado de la retina, el tiempo transcurrido y diferentes factores. Generalmente es preciso realizar una intervención quirúrgica.

Las técnicas usadas con más frecuencia son la fotocoagulación con láser, la crioterapia, la retinopexia neumática, la vitrectomía, el drenaje del líquido subretiniano y el anillo escleral (scleral buckling).

volver